Las familias en peligro, nuestro amor no.

noviembre 9, 2011 § 4 comentarios


Mi marido, mi hijo y yo formamos una familia en peligro. Desde algunos grupos políticos y religiosos quieren destruir nuestra unidad familiar. Una unidad familiar basada en el amor, el cuidado y el respeto, que son los elementos fundamentales para que la sociedad crezca de manera sana.

Algunos políticos y religiosos piensan que no es normal que existan modelos de familias diversos. Piensan que el amor tiene solo una forma, la de ellos precisamente, y no se aventuran a pensar que existen otros modelos de vida y otras formas de interpretar el amor y la familia. Rechazan estas opciones e intentan destruirlas. Estas personas piensan que los hogares deben estar formados por un padre, una madre y varios hijos, en este orden. Estas personan viven de espaldas a la realidad si no contemplan la posibilidad de que existan familias monoparentales (las formadas una madre o un padre y sus hijos), familias homoparentales (las formadas por dos madres o dos padres y sus hijos) o familias que estan formadas por abuelos y nietos, familias que se forman como resultado de un divorcio con nuevos padres, madres y hermanos… y otras realidades familiares. En la sociedad actual somos diversos de la misma manera que es diversa nuestra forma de comprender el amor y nuestras circunstancias. Por eso existen familias diversas. Por eso pensar que el modelo planteado por esos políticos y religiosos es el único válido es erróneo.

Invito a estas personas que no piensan como nosotros y que no nos respetan a que se asomen a nuestras vidas, que convivan con nosotros, que nos les de miedo acercarse a otras realidades y así comprenderán que el concepto universal de familia se refleja es todas estas opciones. Invito a estas personas a que miren la cara de felicidad de mi hijo al despertarse, a que vean como mi marido le acuna para que duerma y como yo le preparo su ropita y le corto las uñas y descubran que todo el cuidado que se necesita en un hogar puede estar en todo tipo de hogares. Les invito a que acudan a alguna de nuestras reuniones de familias homoparentales y a que nos escuchen, a nosotros y a nuestros hijos y podrán entender que están equivocados al pensar que nosotros formamos parte de unas familias a las que hay que atacar, a las que hay que eliminar, a las que hay que destruir.

Le invito a que reflexionen antes de atacar porque aunque intenten poner nuestras familias en peligro nunca podrán destruir el amor que nos une. Las familias están en peligro, nuestro amor no.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , ,

§ 4 respuestas a Las familias en peligro, nuestro amor no.

  • mulier dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo:nuestras familias están en peligro.Ahora es el momento de pedir a los que nos quieren, a los que nos conocen que nos ayuden a proteger a nuestras familias con su voto.A todos aquellos que no nos conocen y que no saben nada de nosotros yo también los invito a acercarse a nuestras casas, a nuestras familias para que se den cuenta de que no somos diferentes y que nuestros hijos se crian en entornos sanos y positivos.Defenderé mi familia con uñas y dientes y no podemos permitirles que nos agredan una vez mas.

  • homoparental dice:

    Tenemos que vencer con la palabra y con la honestidad de nuestros actos. El problema es que los que nos atacan no usan ni la palabra ni conocen el significado de la palabra respeto.

  • Luisa dice:

    Por eso es necesario que hagamos pedagogía en nuestro entorno, con nuestras familias, nuestrxs amigxs y vecinxs, nuestrxs compis de trabajo, para ir a votar el domingo con responsabilidad.
    Con la felicidad no se juega, defendamos nuestra igualdad.

  • Ya que de su escrito se desprenden notable sensibilidad y vocación de respeto, le ruego considere a la opción religiosa como opción y a los políticos decimonónicos como plaga. Ustedes no son padres, son adoptadores de niños diga lo que diga el texto girado. Porque ustedes no ejercen la fecundidad pues no tiene naturaleza paterna. Ustedes están a la moda y esta es una fuente de derechos por si misma perecedera. No pueden pedir que dos sujetos del mismo sexo institucionalicen su relación como si se tratara de esposo. Ajustense a la verdad y procedan con justicia, y, el respeto que le tengo a toda persona será pleno y también para su peculiaridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Las familias en peligro, nuestro amor no. en .

Meta

A %d blogueros les gusta esto: